¿Por qué es necesario un proceso de gestión de la innovación?7 lectura mínima

Gestión de la innovación

La gestión de la innovación es el proceso sistemático de desarrollo, aplicación y evaluación de nuevas ideas que crean valor organizativo. La gestión de la innovación puede ayudar a las organizaciones a alcanzar sus objetivos estratégicos, mejorar su rendimiento y obtener una ventaja competitiva en el mercado. La gestión de la innovación también puede fomentar una cultura de creatividad, colaboración y aprendizaje entre los empleados y las partes interesadas.

¿Por qué es necesario un proceso para la gestión de la innovación? Porque la innovación no es un fenómeno aleatorio o espontáneo, sino el resultado de acciones deliberadas y disciplinadas que pueden planificarse, organizarse y medirse.

Principales ventajas de un proceso de gestión de la innovación

Algunas de las principales ventajas de un proceso de gestión de la innovación frente a no tenerlo son:

  • Proporciona una forma clara y sistemática de generar, evaluar y aplicar nuevas ideas para crear valor para la organización y sus partes interesadas.
  • Fomenta una cultura de creatividad, colaboración y aprendizaje que puede mejorar la motivación, el compromiso y el rendimiento de los empleados y los equipos.
  • Permite a la organización alinear sus esfuerzos de innovación con sus objetivos y prioridades estratégicos y supervisar y medir los resultados y el impacto de sus actividades de innovación.
  • Reduce los riesgos e incertidumbres asociados a la innovación estableciendo criterios, normas y mejores prácticas para gestionar proyectos y carteras de innovación.
  • Facilita la integración y coordinación de la innovación entre las distintas funciones, niveles y unidades de la organización, así como con los socios externos y las partes interesadas.

¿Qué es un proceso de gestión de la innovación?

Un ejemplo de proceso de gestión de la innovación es el siguiente:

  1. Descubrir: En esta fase, el descubrimiento del problema se realizará mediante investigaciones, entrevistas, encuestas y observaciones para identificar las necesidades, retos y oportunidades de los usuarios o clientes objetivo. El objetivo es comprender el espacio del problema y definir el enunciado del problema.
  2. Definir: En esta fase se afina el planteamiento del problema y se establecen prioridades a partir de la información obtenida en la fase de descubrimiento. El objetivo es reducir el alcance y el enfoque del proyecto de innovación y establecer los criterios de éxito.
  3. Idear: En esta fase, la búsqueda de soluciones se realizará mediante la generación, el intercambio de ideas y la evaluación de varias ideas que podrían resolver el enunciado del problema. El objetivo es explorar distintas posibilidades y seleccionar las más prometedoras para seguir desarrollándolas.
  4. Prototipo: En esta fase, las ideas seleccionadas se convertirán en prototipos tangibles que puedan probarse y validarse con los usuarios o clientes objetivo. El objetivo es aprender de las reacciones e iterar sobre los prototipos para mejorar su funcionalidad y usabilidad.
  5. Implementar: En esta fase se perfeccionará el prototipo final y se preparará para su lanzamiento. El objetivo es finalizar el diseño, desarrollo y entrega de la solución innovadora y medir su impacto y valor.

Cómo implantar un sólido proceso de gestión de la innovación

La gestión de la innovación consiste en gestionar la creación, el desarrollo y la aplicación de nuevas ideas, productos o servicios que puedan aportar valor a una organización y a sus partes interesadas. Un proceso sólido de gestión de la innovación debe tener los siguientes pasos:

  1. Identificar el problema o la oportunidad: En esta fase se definen el alcance, los objetivos y los criterios del proyecto de innovación. También debe realizar un estudio de mercado y un análisis de la competencia para conocer las necesidades y expectativas de sus clientes y las carencias de las soluciones existentes.
  2. Generar y seleccionar ideas: Esta es la fase en la que se generan ideas y se evalúan las posibles soluciones al problema o la oportunidad. Para generar y perfeccionar las ideas, lo mejor es utilizar diversas técnicas, como el pensamiento de diseño, la creación de prototipos, las pruebas y la retroalimentación. También hay que aplicar algunos criterios, como la viabilidad, la conveniencia y la factibilidad, para seleccionar las ideas más prometedoras y seguir desarrollándolas.
  3. Desarrollar e implantar la solución: Esta es la fase en la que transformas las ideas seleccionadas en productos o servicios tangibles que pueden lanzarse al mercado. Debe seguir una metodología ágil para iterar y mejorar su solución basándose en los comentarios y datos de los clientes. También debes tener en cuenta los aspectos técnicos, legales, éticos y financieros de tu solución y asegurarte de que cumple las normas y reglamentos de calidad.
  4. Evaluar y mejorar la solución: Esta es la fase en la que mide el rendimiento y el impacto de su solución en términos de satisfacción del cliente, ingresos, cuota de mercado, valor social y otros indicadores relevantes. También debe identificar los puntos fuertes, débiles, oportunidades y amenazas de su solución y poner en marcha acciones de mejora continua para aumentar su propuesta de valor y su ventaja competitiva.

Cómo superar los retos de la gestión de la innovación en la creación de un proceso

Uno de los retos a los que se enfrentan los gestores de la innovación es la resistencia de la alta dirección, que puede creer que la innovación puede hacerse sin un proceso formal. En este informe se analiza cómo superar esta reacción y convencerles de las ventajas de un enfoque estructurado de la innovación.

El primer paso es comprender las razones de su escepticismo. Algunas posibles razones son:

  • Perciben negativamente la innovación como una actividad arriesgada, costosa e impredecible que puede perturbar el modelo empresarial y la cultura existentes.
  • Necesitan conocer o comprender el proceso de innovación y sus mejores prácticas, como la ideación, la creación de prototipos, las pruebas y la ampliación.
  • Temen perder el control o la autoridad sobre las actividades y los resultados de la innovación, especialmente si implican a socios o clientes externos.
  • Prefieren las mejoras graduales a los cambios radicales, o explotar los activos existentes a explorar nuevas oportunidades.

El segundo paso consiste en abordar estas preocupaciones y demostrar el valor de contar con un proceso para la innovación. Algunas formas posibles son:

  • Les mostró proyectos de innovación de éxito que seguían un proceso claro y sistemático desde dentro de la organización o desde otras industrias o sectores.
  • Estoy explicando las ventajas de contar con un proceso para la innovación, como la reducción de la incertidumbre y el riesgo, el aumento de la eficiencia y la eficacia, la mejora de la colaboración y la comunicación, y el fomento de una cultura de aprendizaje y experimentación.
  • Implíquelos en el proceso de innovación y déles voz y un papel en la configuración y el apoyo de las iniciativas de innovación, por ejemplo, solicitándoles su opinión, invitándoles a talleres o actos, o asignándoles el papel de patrocinadores o mentores.
  • Alinear el proceso de innovación con los objetivos y prioridades estratégicos de la organización y mostrarles cómo puede ayudar a conseguir mejores resultados y ventajas competitivas.

El tercer paso consiste en aplicar y mejorar el proceso de innovación de forma gradual y flexible. Algunos consejos posibles son:

  • Comienza con proyectos a pequeña escala y de bajo riesgo que puedan aportar beneficios rápidos y generar confianza entre los altos directivos.
  • Adapto el proceso de innovación al contexto y las necesidades específicas de la organización, por ejemplo personalizando las herramientas y los métodos o integrándolos en los procesos y sistemas existentes.
  • Mido y comunico los resultados y el impacto del proceso de innovación, por ejemplo utilizando indicadores clave de rendimiento, métricas o historias.
  • Buscamos comentarios y aprendizajes de la experiencia de aplicar el proceso de innovación y realizar los ajustes y mejoras que sean necesarios.

En conclusión, la gestión de la innovación necesita un proceso, pero no tiene por qué ser rígido ni complicado. Comprendiendo, abordando e implicando a la alta dirección en el proceso de innovación, los gestores de la innovación pueden superar sus reacciones y conseguir su apoyo y compromiso con la innovación.

Aceptar la misión y la gestión de la innovación

Accept Mission es un software de innovación centrado en la gestión de ideas e innovaciones. Ofrece embudos avanzados para gestionar las ideas y la innovación en las fases adecuadas. Esto ayuda a las organizaciones en su proceso de gestión de la innovación. Accept Mission es una plataforma gamificada que permite a los usuarios crear y unirse a misiones, que son retos u oportunidades para la innovación. Los usuarios pueden enviar ideas, puntuar y comentar otras ideas, y ganar puntos y recompensas por su participación. Accept Mission también proporciona análisis y perspectivas para ayudar a los usuarios a seleccionar las mejores ideas y convertirlas en planes de acción. Accept Mission contribuye al proceso de gestión de la innovación atrayendo a los usuarios, estimulando la creatividad, potenciando la colaboración y mejorando la toma de decisiones.

¿Le interesa? Reserve una demostración!

Publicado en: diciembre 8th, 2023Categorías: Accept Mission platform

Entradas relacionadas